Una prometedora España se exhibe ante Rusia

Alfredo Rodríguez, el seleccionador nacional juvenil femenino, afirmaba que los encuentros ante Rusia en el Quijote Arena iban a ser “una piedra de toque”. Pues bien, visto el primero de los dos, esta generación promete. España, de la que forma parte la jugadora del Pozuelo Jimena Laguna, se mostró como un equipo polivalente, con recursos muy variados, que fue de menos a más en cada una de las dos partes y que no cometió demasiados errores, demostrando que el trabajo realizado estos días está rindiendo sus frutos.

Esta España juvenil reúne un puñado de buenas jugadoras comprometidas por la causa. Al menos esa fue la sensación de este primer encuentro. La primera línea encontró siempre la manera de hacer daño a una Rusia muy alta, muy fuerte. El trabajo de Alba Spugnini en el pivote fue sobresaliente. La del Tejina es fuerte, con buena mano y mejores movimientos. Le falta, quizás, un poco de velocidad, pero nadie es perfecto. Hay que estar atentos a su progresión. Como hay que estarla a la de las extremos (Sara Moles, Isabel Fernández-Agustí o Danila), efectivos y estéticos cada vez que les llegaba el balón. En primera línea destacó la aportación de Jana Sobrepera, una de esas jugadoras nacidas para anotar, para echarse el equipo a las espaldas cuando sea necesario, que estuvo muy bien en el lanzamiento, no tanto en el pase. Y Jimena, claro. La pozoleña se llevó los aplausos de un Quijote Arena que registró una muy buena entrada. Anotó un par de tantos y se dejó el alma en defensa, como siempre, que está marcada por el “gen Angulo” como todas sus compañeras. De hecho fue ahí, en la defensa y la portería (excelentes Nicole Wiggins e Inés Suárez), donde España fraguó su triunfo.

Rodríguez probó con un 5-1 de salida, con un 6-0 luego, con defensas alternativas. Quiso meterle velocidad al juego, aprovechar las transiciones y frenar las rusas. No todo salió bien. Hay, claro, muchas cosas que pulir, pero España va por el buen camino.

Las dos partes del choque siguieron el mismo guión. Salió mejor Rusia, pero cuando España se asentó, ajustó la defensa y pudo correr, tomó ventaja. Así, en la primera parte, tras las primeros golpes rusos, llegó la igualada y el estirón a partir del ecuador (12-8 en el minuto 20). España supo mantener la renta e incluso ampliarla al descanso, al que se llegó con 18-13 en el electrónico.

El comienzo de la segunda parte fue nefasto. Rusia logró un 0-5 para igualar el encuentro (18-18), pero no pasó de ahí, porque España apretó los dientes y puso sobre la pista sus mejores virtudes. Las rusas cedieron y la ventaja se disparó hasta superar la decena, aunque al final la renta se quedó en nueve (35-26), con un tanto postrero de Jimena Laguna.

Alfredo Rodríguez

Alfredo Rodríguez explicó que su equipo tuvo “momentos brillantes sobre todo en ataque”. Respecto a la defensa comentó que “hay que seguir trabajando los aspectos defensivos. Con la defensa 5:1 hemos tenido momentos buenos, pero también ha habido lagunas en ciertas facetas del juego y en 6:0 hemos empezado blanditos pero hemos ido controlando la situación para ir cogiendo los lanzamientos de las rusas que eran muy peligrosos”.

El seleccionador nacional subrayó la importancia de las rotaciones de jugadoras ya que “es uno de los grandes valores que tenemos pues el equipo está muy equilibrado como para poder gestionar el esfuerzo de todas de una manera productiva para un Campeonato de Europa”.

Hoy jueves, a partir de las ocho, también en el Quijote Arena, la segunda entrega de este España-Rusia.

Francisco J. Otero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *